lunes, 27 de octubre de 2008

AHORA PIDEN JUSTICIA




Los acusados de matar a una mendiga piden perdón
El juicio por la muerte de Rosario Endrinal queda visto para sentencia
PERE RÍOS - Barcelona - 24/10/2008

El juicio por la muerte de María Rosario Endrinal, una indigente de 50 años que fue quemada viva cuando dormía en un cajero de Barcelona en 2005, quedó ayer visto para sentencia después de que los dos acusados del crimen utilizaran su último turno de palabra para pedir perdón. En tono compungido, Oriol Plana y Ricard Pinilla dijeron que sentían mucho lo sucedido, que no querían matar a la mujer y que confían en que los jueces sean "justos" con ellos.

El fiscal no modificó ni un ápice sus conclusiones iniciales y reclamó penas que suman 28 años de cárcel para cada acusado por asesinato con alevosía y daños, las mismas que reclama la familia de la fallecida y el Ayuntamiento de Barcelona, que ejerce la acción popular. Las defensas, por su parte, aceptaron que a sus clientes se les imponga una pena de hasta tres años de cárcel por homicidio imprudente.
"Pensaba que los juicios se hacían para buscar la verdad", afirmó Plana. Y añadió que, aunque asume "todos los hechos" de lo que ocurrió el 16 de diciembre de 2005, cree que en el juicio se ha "dañado" su imagen. "Yo no soy así", dijo, antes de pedir perdón a su familia porque también "vive una condena". Por su parte, Ricard Pinilla lamentó lo ocurrido y aseguró que no se imaginaban que el disolvente que vertieron sobre la indigente iba a explotar. Alegó que él estaba dentro del cajero y que también podía haberle pasado algo. "Nunca pasó por mi cabeza la idea de matar a nadie", insistió. "Sean justos, por favor", rogó a los magistrados.
El fiscal no varió ni una coma su acusación: sostuvo ante el tribunal que tanto los procesados como el menor ya condenado por el crimen mostraron "su desprecio contra quien no era tan afortunado como ellos".


NOTA DE UN ARTÍCULO ANTERIOR:

La brutal agresión que sufrió parece servida en capítulos. La cámara de seguridad primero vio cómo dos jóvenes -Ricard Pinilla y Oriol Plana, 18 años entonces- se mofaban de ella. Le arrojaron una naranja. Luego, una botella de Coca-cola. Y un cono de los que se usan para señalizar el tráfico. Rosario logró echarlos de su cajero pero los gamberros volvieron. Venían acompañados de un menor -Juan José M.,17 años aquella noche-, quien portaba un bidón con 25 litros de disolvente con el que la rociaron. Enseguida las llamas deslumbraron el objetivo que ya lo había filmado todo.

(Desgarrador relato)

OPINIÓN:


Creo que se debe seguir hablando de este tema. Didi dedicó un precioso homenaje a Rosario en su blog y a mi ahora me indigna ver lo que dicen los acusados "confiamos en que los jueces sean justos con nosotros" por pedir perdón o porque no querían matar a nadie o por su edad, ¿¿¿JUSTOS??? ¿Acaso fueron justos ellos con Rosario? A mi me parece que no y sino que se lo pregunten a ella, ahh no que no pueden, no está para determinar si fue justo o no. Creo que con unos 18 años ya sabían lo que hacían, aunque no entienda porqué o para ganar qué, no puede justificarse ni por la edad ni por sus disculpas, la cuestión es que lo hicieron. Aún así está bien que hayan pedido disculpas, es lo menos que podían hacer. Y aunque estoy a favor de que se rehabiliten, por supuesto, pido que paguen justamente por lo que han hecho. Es verdad que para la familia de los acusados debe ser un calvario, no deben dar crédito a que sus hijos, hermanos, nietos hayan podido cometer un acto tan macabro. Imaginemos también como deben senrtirse los familiares de Rosario.


Rosario Endrinal era una mujer guapa, culta, pero un desengaño amoroso hizo que cambiara completamente su vida, según cuentan. Es decir, a cualquiera nos puede pasar, no por ello ni por otra cosa, hay que dejar que te humillen de esa manera, con esas formas y más aún, que nadie cometa la atrocidad de acabar con tu vida.



Espero lo mismo que ellos, que el Juez sea JUSTO (en mayúsculas) con ellos y con Rosario también, no olvidemos que aquí la víctima ya no está.

17 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

Todos queremos que los jueces sean justos, es decir, que se castiguen los delitos, el asesinato u homicidio, que se apliquen las leyes. ¿No querían matar? ¿Qué querían? ¿Causarle heridas dolorosas, abrasarle la piel, convertirla en una tullida?
Unos chicos de 18 años saben lo que puede hacer el disolvente, y el daño que puede hcer un objeto lanzado contra una persona.
Y en sus familias, que sin duda estarán destrozadas y avergonzadas, podían haber pensado antes.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Cuando lo ví en las notis no me lo podía creer,que valor, que barra que tienen los individuos al pedir justicia, es que yo los mataba, mira me voy alterando ! 90 años les ponía yo en el trullo, vamos a ver ahora la sentencia que les caerá, con lo poco que confío en los jueces seguro que les caen 15 añitos de nada y a los 8 ya estan en la calle.Buf !!! Estas cosas me sublevan !!

Adolfo Payés dijo...

Gracias por compartir, es fuerte pues en la justicia cuando la queremos y deseamos como se debe aplicar nos cuesta entender que paso, que pasará...
hay mucho que reflexionar pero sobre todo ahora que ellos se enfrentan a la justicia, que es la que exigimos todos...

saludos un abrazo

Rogger dijo...

HOLA, QUÉ TAL. Sí, pienso como escribes : "Espero lo mismo que ellos, que el Juez sea JUSTO (en mayúsculas)" .

Y es que a veces se ve cada caso de injusticia. Mira que también hay jueces justos, y por ellos la profesión jurídica aún existe y existirá. No es utópico decir que siempre habrán hombres justos. hASTA PRONTO, AMIGA, GRACIAS POR VISITAR MI ESPACIO. :)

María dijo...

La justicia debe cumplir con su cometido, aunque, también como humanos se equivocan.

Un beso y feliz tarde.

Fernando Manero dijo...

Si la justicia no actúa con la contundencia debida en este caso, asumiendo en su integridad la petición del fiscal y de la acusación particular, llegaremos a la conclusión de que la justicia está muerta en España. Esperemos que eso no ocurre y que ese asesinato reciba la sanción que se merece. Una sanción ejemplarizante y sin ninguna reserva. Son criminales y deben pagar con la pena máxima.

El club de los Parados dijo...

Cuando vi la noticia entonces ya me impacto pero ver el juicio y la declaracion de estos individuos me ha llenado de indignacion...
De todas formas no perdere la costumbre y antes de marcharme, aunque hoy un poco mas agridulce, te dejo una sonrisa
Nos leemos

Rachel dijo...

Así es cecilia, todo eso es lo que desde aquí reclamo, JUSTICIA, para Rosario. Evidentemente no creo que quisieran acabar con la vida de nadie pero lo hicieron y tendrán que pagar por ello. Aunque sí tenían intención de causarle dolor de algún tipo, bien psicológico, bien físico.
Besos

Rachel dijo...

Geni, sí, ahora piden justicia como digo en el título, me da vergüenza ajena y rabia ver que en lo único que piensan, una vez más, es en ellos mismos y no en el dolor que han causado. A mi también me superan estas cosas. Un beso

Adolfo, sí como bien dices se enfrentan a la justicia, esa en la que debemos creer y en casos así se verá si sirve o es una mera ilusión. Es difícil entender que pasen cosas así, a mi también me cuesta muchísimo. Un abrazo

Rachel dijo...

Hola rogger, bienvenido a mi blog. Por supuesto que hay gente justa y otra que no lo es, por ello desde aquí pedimos justicia para que como tú dices creamos en ella y en que no es una utopía. Un abrazo, amigo.

María, es cierto que como humanos nos equivocamos, estoy a favor de la rehabilitación o reinserción social siempre que haya un arrepentimiento y también indicios de no querer cometer otro acto así. De todas formas, ellos asesinaron a una persona sin motivo aparente y eso lo tienen que pagar. Para eso está la justicia, no??
Un beso

Rachel dijo...

Fernando, como siempre amigo mío muy acertadas tus palabras, estoy de acuerdo contigo. Yo también espero que la justicia cumpla con su cometido. Saludos

Club de los parados, entiendo tu indignación pq también la sufrí y sigo sufriendo. Me alegra que no pierdas la sonrisa y te lo agradezco, yo te mando otra con cariño.

josep estruel dijo...

Hola Rachel.
Se leen tantas justificaciones, que es todo espeluznante.
"No fue un asesinato, fue una muerte accidental"
"Porque olia mal"
"Hubo mala suerte"

Pero bueno, que es lo que está pasando.?
Si son tan inteligentes para defenderse de algo que no tiene
justificación.
¿Porque no lo fueron cuando la martirizaron?.
Una abraçada.

Diana Puig dijo...

Yo cada vez creo menos en lo justo dentro de la justicia, todo es un montaje, esas "personas", sabían perfectamente lo que hacían y si pedir perdón les va a beneficiar de la acusación, estos se reirán por dentro. Yo no me creo nada de lo que dicen ni que están arrepentidos. Espero que se pasen el resto de su vida en la cárcel, didi.

bog_art dijo...

Me indigna saber como hay gente que implora algo que nunca dieron.. accidental?.. no creo que accidentalmente hayan regresado y que accidentalemente echaran el disolvente.. espero que se haga justicia pero para esta pobre mujer.. gracias por pasar..

Rachel dijo...

Sí josep, es espeluznante como tú dices todo lo que dicen para justificar algo INJUSTIFICABLE, no hay palabras para describirlo. Esta gente ha demostrado ser además de todo lo ya visto, unos COBARDES.

Un peto

Rachel dijo...

Sí didi, sé cuál es tu postura ante este suceso, aunque pidan perdón, que como he dicho en el post, es lo menos que podían hacer, no se les puede bajar la condena o ser más benevolentes con ellos pq ellos, y me repito, no lo fueron con ella. Un beso guapa.

Rachel dijo...

Bog, así es, no fue algo casual o accidental, de hecho como tú dices volvieron, los hechos quedan muy claros, ahora falta ver si la justicia también lo es. Seguiremos hablando de esto. Gracias a ti también por seguirme. Saludos.