viernes, 24 de octubre de 2008

¡QUÉ BELLA LA LUNA!

La luna siempre ha sido para mi el símbolo de la belleza, he tenido debilidad por ella. De hecho mi imagen lo dice todo, así es como yo me veo, reflejada en la luna, tan hermosa, yo soy el hada que la mira. Por eso he escrito unas letras dedicadas a ella, por lo especial que es y ha sido siempre para mi. Creo que a cada uno de nosotros nos pertenece un pedacito de ella.







La luna nos atrae, nos envuelve,
nos llena de pasión y de vida con solo mirarla,
es tan hermosa que hipnotiza,
su bello resplandor despierta los sentidos.




Para verla hay que sentirla,
ese manantial de ilusiones que brotan de su mirada,
su tímida sonrisa descubre el día cuando es de noche,
su luz nos acompaña en la oscuridad.

Soñar en acariciarla, simple fantasía,
pero está en mi, la noto aquí conmigo,
no me abandona.


Perdida sin rumbo, ella lo encuentra,
guía mi aura hacia el amor de vivir con ella,
embellece lo que toca, suave brisa su ternura.

Se refleja en mi y yo en ella,
su influjo tenue aterciopelado me protege,
madre coraje, luna querida,
sin ti me quedo aunque me miras.





Bella eres y serás para mi,
dentro quedas por siempre en mi interior,
nuestra unión es eterna,
como un lazo sin fin, nadie te apartará de mi.

Somos una sola voz que susurra en la misma dirección,
con baches a superar juntas,
enlazadas, acompañadas,
qué bella eres luna mía.

8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Luna iluminada son tus versos muy sentidos que contagian solo con leerte, y llevarnos tus versos al costado por siempre, e lo que siento al leerlo...

Bello la luna es tuya y será por siempre tu imagen...

un abrazo saludos fraternos...

Fernando Manero dijo...

"Yo no le canto a la luna porque alumbra y nada más. Le canto porque ella sabe de mi largo caminar". Así cantaba Atahualpa Yupanqui a la "luna tucumana". Tus versos y reflexiones no le van a la zaga. Un abrazo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Tambien en mí ejerce un extraño poder, la luna llena me atrae mucho y no se porque,no me canso de mirarla, la encuentro preciosa.

santiago dijo...

me encanta la luna y me encantó tu post
un placer pasear por tus letras

Rachel dijo...

Adolfo, a cada uno nos toca un trocito de esa bella luna, yo adoro el mío. Me alegra que mis letras te hagan sentir lo que describes, gracias. Un abrazo fuerte

Fernando, cada uno tiene una forma de cantarle a la luna y un porqué, yo explico el mío y lo comparto. Atahualpa también le mostraba su admiración con esa canción. Un saludo amigo.

Geni, es curioso que esa luna que nos mira cada día nos embruje un poquito a todos, será por su belleza...Un beso

Santiago, agradezco tus palabras sinceras y que estés ahí. Cariños

beth dijo...

La luna sin duda me atrae mucho,besar a mi amor bajo la luna ha sido lo más bello que me pasó en la vida,mirarla por horas intentar saber que significa ese dibujito que tiene,es para mi unplacer inmenso,que bonito blog el tuyo,si me lo permites te enlazo al mio.

Adolfo Payés dijo...

Hola paso a saludarte un abrazo

Rachel dijo...

Beth, gracias por tu visita y por enlazarme a tu blog, yo hago lo mismo. Qué bonito momento el que describes, sí que son preciosos esos besos de amor bajo la luna, ella aporta más encanto y brillo. Yo también me fijo mucho en ella e intento descifrar como tú sus dibujos.

Bienvenida a mi diario, saludos.