viernes, 16 de enero de 2009

SOLIDARIDAD CON MAURICIO

Se ha cometido una injusticia con este blog. Una persona libre que tan sólo trata de transmitir sus sentimientos con su poesía, sus palabras, sus pensamientos...le han puesto un aviso de contenido cuando no hay nada que esconder. Desde aquí me sumo a la solidaridad por Mauro. Espero que lo visitéis y reciba el cariño de todos, ya que a nadie nos gustaría que eso nos pasara.http://laislademauro.blogspot.com/



Os dejo también un poema que escribió a quien se supone que le hizo ese gesto tan feo.


A UN DIFAMADOR
Ronda en la red un indecoroso personaje
de corazón sórdido y rostro mimetizado
hacia los cuatro vientos él ha pregonado
haciendo uso de un grotesco libertinaje
que el arrullo de mi canto es depravado
y asumiendo que su juicio es cauteloso
mi verso acusa por creerlo muy dudoso
sin saber que para mí es lo más sagrado.
Bueno sería conocer a tan diestro señor
o de pronto sea una distinguida señora
para inculcarle la naturaleza del honor
para enseñarle cómo se cultiva el amor
y qué daño hace el que perverso rumora
porque nunca puede perderse la noción
de hablar siempre con el debido respeto
y nunca plegar el alma a la vil difamación.
Ciertamente mi contenido es muy dudoso
porque no es sencillo venerar a la mujer
hay quienes sólo la persiguen por doquier
para mitigar su efímero anhelo libidinoso
pero en ese tema yo que soy tan acucioso
juicioso he sabido rescatarle sus virtudes
su delicado cuerpo y también sus actitudes
yo valoro justo porque nunca soy morboso.
Quienes a la bella piel de una mujer desnuda
sólo pueden verla con rubor y con vergüenza
torpes son y de cierto su mente ya no piensa
su vida es un triste velo acosado por la duda
desnudos tu y yo hemos venido a este mundo
porque fue así como nos concibió el Creador
no pretendas enseñarnos tu idea del pudor
tu amañado verbo no resulta muy profundo.
Sal de una vez de tu recóndita madriguera
muéstrale al mundo la razón de tu condena
pruébanos que tu denuncia bien valió la pena
no escondas la verdad en tu turbia billetera
no es fácil que puedas vulnerar mi dignidad
ni que puedas acallar la impronta de mi pluma
tu pestilente acoso yace turbio por la bruma
en tanto que mi vida sólo anhela la bondad.
Mauricio Bernal Restrepo.
Bogotá, Colombia.
Fotografía: Autor desconocido.

2 comentarios:

Mauricio Bernal Restrepo dijo...

Muchas gracias querida Rachel por albergarme en tu bello blog, al cual voy a ingresar con frecuencia para deleitarme con tus escritos. Gracias por esa nota tan amable y solidaria.

Recibe un abrazo muy fraterno,

Mauricio.

Rachel dijo...

gracias a ti mauricio por no renunciar a tu libertad de expresión aún cuando te lo pongan difícil.
Un abrazo,
Rachel