lunes, 2 de marzo de 2009

PALABRAS DE SEDA

Hoy ha llegado a mis manos un carta que me ha tocado profundamente. Me la ha entregado una compañera de trabajo, está sacada de la película Seda y de la novela tan aclamada de Alessandro Baricco. Quiero compartirla con vosotros.





“Mi querido amo, no sientas temor, no te muevas y no hables, nadie podrá vernos, quédate quieto sólo quiero mirarte, tenemos toda la noche y ahora quiero mirarte, tu cuerpo para mí, tu piel, tus labios, cierra los ojos, nadie podrá vernos, estoy aquí justo a tu lado ¿no me sientes? Al tocarte por primera vez, te tocaré sólo con mis labios, tú sentirás el calor pero aún no sabrás donde, tal vez sea sobre tus ojos, yo presionaré mis labios sobre tus ojos y tú sentirás su calor, abre los ojos ahora amado mío, mírame...tus ojos fijos en mis pechos, tus brazos elevándome, deslizándome sobre ti, mi débil quejido, tu cuerpo temblando, esto no tiene final ¿no lo sientes? Estarás siempre volviendo atrás la cabeza y yo para siempre me limpiaré las lágrimas, este momento debía pasar, el momento existe y este momento continuará desde ahora y para siempre.
No volveremos a vernos jamás, lo que habíamos de hacer lo hemos hecho, créeme amor mío, lo hemos hecho para siempre, guarda tu vida lejos de mí y si eso te hace más feliz no dudes ni por un momento en olvidar a esa mujer que te dice sin rastro de arrepentimiento: Adiós...”








Cuánta sensibilidad, dulzura, amor impreso en cada palabra, cada letra es como un pétalo de flor creando un hermoso jardín repleto de sentimientos vivos y tiernos.







La película cuenta la historia de Herve Joncour, un francés del siglo XIX, mercader de gusanos de seda, que viaja a Japón y comienza allí un romance clandestino y prohibido con una misteriosa y sensual mujer. Entender la historia y escucharla de la voz de la protagonista es una sensación de ternura inigualable, yo la sentí intensamente.










Empieza la historia con lo siguiente: "agua humeante, árboles extraños, niños que ríen...su piel, sus ojos..." y te envuelve en una bruma cargada de sensualidad, con una voz susurrante que hace que nos adentremos en la historia.
Pero aquí no hablo de la película, sino de la carta, esa carta cargada de amor, desesperación, sin razón, sentimientos contrariados, unidos, enlazados...










Palabras tan bellas llenas de seda...

9 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Muy hermosas palabras, gracias por compartirlas, es un gusto leerte, y comenzar siempre así la semana, que tengas una semana muy bonita..

saludos fraternos con mucho cariño..

un abrazo inmenso..

m.eugènia creus-piqué dijo...

Bonita carta de amor y muy sensual.No hay como estar enamorado !.Besos.

Verónica (peke) dijo...

Bellisimas palabras y buenisima pelicula y mejor libro.
Es lo que nos hace ser diferentes cuando amamos a alguien con lo mas noble del alma.

besotes de esta peke.

pd: te espero como siempre por mi rincon con tu taza de cafe caliente y con nuevo post.

HADA ISOL dijo...

Es que hay amores de esos que en un instante irrepetible son tan sublimes! ,tanto que el sentimiento te puede acompañar y hacer feliz toda tu vida ,aunque nunca más puedas volver a tener esa experiencia,me gustó la carta,es muy bella,gracias por compartirla,el amor de verdad es lo mas bello que hay en el mundo!

Fernando Manero dijo...

Impresionante, de una gran delicadeza, aunque invita a pensar en los infinitos recovecos que presenta el ser humano en sus relaciones con los demás y particularmente con quienes mejor se encuentra.

Diana Puig dijo...

Me encantó el libro y me gustó mucho la película, tanto además que dediqué un post a la pelicula haciendo referencia al libro.
Es delicado, sensual y a la vez esconde gran tristeza, has elegido bien en dar las oportunidad a muchas personas que no conocen el libro a que lo lean.
Un abrazo, didi.

josep estruel dijo...

Hola Rachel.
Gracias por darme la oportunidad de leer y ver esta película.
Estas palabras tan sensuales son irrepetibles.
Un beso.

josep estruel dijo...

Hola Rachel.
Aquí te dejo esta poesia de Pepe Rubianes.
Si no hubiese dicho tantas verdades como puños y no hubiese sido tan solidario en propia persona, seguro que en los lugares donde la derecha le decía aquí somos rancios, todos hubieran entendido lo de la puta España.

Lo que es la vida. Quien le iba a decir que cuando escribió esta potente poesía, iba a ser el preludio de tu futuro próximo... Hace un año le diagnosticaron un cancer de pulmón, que hoy acabó con su vida... Descansa en paz, amigo.

.


EL TREN

Se me acaba el tiempo

y hay que ceder el sitio.

Así es la cosa

Es curioso ver

como la vida te desliza limpiamente

hacia su lado más extremo

a un ritmo lento o rápido

según convenga

sin compasión, sin pasmos,

sin aspavientos: con

la elegancia de la experiencia

bien ensayada.

Y hay que caminar

hacia la hora perfecta

con la cabeza erguida

y el ritmo justo

que da compás a los sueños...

Así es la cosa.

Así de simple.

Un día, no lejano

habrá que comenzar

a hacer el equipaje

porque el viejo tren espera

siempre espera.

Poema inédito de Pepe Rubianes escrito en Etiopía en junio de 2006

Un beso.

Ruth L. Acosta dijo...

Hola Rachel... que placer me da explorar tu espacio... Leí el extracto de la novela Seda... me encantó, me hizo estremecer... gracias por compartirla con nosotros... es un privilegio tenerte en mi mundo, en mi blog, siéntete bienvenida siempre...

Te mando un cariñoso abrazo desde México,