jueves, 17 de diciembre de 2009

UNA REFLEXIÓN




Llega el atardecer y con él esa luz que impregna mis sentidos, esa mezcla de colores que tocan lo más profundo de mi alma, herida, cansada por el paso de los años. Sigo mi camino sin mirar atrás y sin un rumbo al que seguir. Rodando por la vida, ruleta de sensaciones, vividas y por vivir, van girando a mi alrededor y se me escapan de entre los dedos.

Mi cuerpo está cansado, inerte, falto de fuerzas, pero mi corazón late fuerte todavía, tiene ganas de luchar, sentir, disfrutar, volar junto a ese pájaro que se detiene ante mi y me observa unos segundos antes de elevarse y no dejarme verlo más.

Me deslumbra una luz al alzar la mirada, mis ojos lloran lágrimas por la pérdida de esa ilusión para seguir caminando. Me detengo frente un mar cristalino, veo mi reflejo, las arrugas parecen no dejar ver todo lo demás, cicatrices marcadas por vivencias, oigo un sonido que capta toda mi atención. Un estruendo aparece de la nada borrando mi reflejo en el agua, todo se ve borroso, caigo al suelo, quedo tendido y a mi alrededor sólo puedo ver caras, nunca vistas, parecen preocupadas, pero no lo entiendo, estoy bien, no siento nada ni oigo nada, sólo quiero cerrar mis ojos y descansar.

Sin más, abro mis ojos, todo se ve blanco, intento moverme sin tener respuesta, intento hablar pero mis labios no pronuncian sonido alguno, tan sólo oigo conversaciones a lo lejos, susurros que no dejan adivinar las palabras. ¿Qué está pasando? ¿Dónde estoy? ¿Y quién es esa gente que susurra?

No puedo comunicarme con ellos, me inunda la frustración, resignación, quiero decirles que estoy bien pero no puedo...Están a mi lado, pero lejos de mi, no los siento.

A veces sólo miramos la materia, lo que podemos tocar y no lo que está dentro, la esencia pura de nuestra alma que nos grita y acompaña, pero no la escuchamos, seguimos día a día sin detenernos ante gente que nos necesita, ¡hay tanto a nuestro alrededor!. Tan sólo es una reflexión.


5 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Es una bella reflexión, que en estos tiempos necesaria..
Gracia por compartirla..

Te dejo mis mejores vibraciones y deseos de paz y amor para estas fiestas navideñas y de año nuevo 2010...

Un abrazo
Saludos fraternos..

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Rachel, caramba, bienvenida, no me había enterado de que volvías a publicar, estoy de vacaciones hasta enero pero he querido venir a saludarte.Un abrazo.

Isol dijo...

Es verdad que no escuahmos y no vemos,y las consecuencias de eso se ven a diario,en el mndo por donde vayamos alguiene stira una mano para pedir ayuda economica o espiritual,y no tenemso tiempo,ene stas fechas todos hablamos de amor,del projimo,pero al que tenemso proximo lo olvidamos deberíamos sentir que la navidad es todos los días y asi enterarnos del mundo que sufre ye spera,tu reflexión es genial,te deseo amiga mi muchas dichas en estos días y en todos tus días ,un abrazo!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Rachel guapa, estoy teniendo problemas con el chivato, no se me ponía al día tu blog,lo cancelé para introducirlo de nuevo y no hay manera, llevo desde ayer intentándolo. iré probando, no se que debe pasar.Un beso.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola, vuelvo a ser yo, ya está solucionado, buf ! que sudor !!Petonets.