lunes, 11 de enero de 2010

MAÑANA TODO CAMBIARÁ

Hoy desperté inquieta
sin saber porqué
no entiendo nada
no sé qué hacer




Sigo con mi día
la soledad es mi aliada
compañera de ilusiones



Me pierdo entre la gente
ese fluir de susurros da vida a mi alma
cargada de emoción al verte aparecer



Lanzo mi corazón hacia ti,
llega tu risa a sonrojar mis mejillas
rozando mi piel dorada bajo el sol



Herida mi mirada
pasión ligada al amor
horizonte perpétuo, indivisible
pura melodía

Mañana todo cambiará
te irás para siempre
perdida vagaré eternamente sin ti

4 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Siempre robándome suspiros con tus versos.. excelente.. aun cuando todo cambia.. es el verso necesario...

bello te ha quedado el cambio de tu blog..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Isol dijo...

Bellisimo poema Rachel,ME ENCANTA COMO ESCRIBES!!!!!!
Ha de ser duro enfrentar un mañana sin aquella persona a la que nuestro corazón pertenece,vivir una vida entera sin compartirla con la unica persona con la que compartríamos todo lo veo como un martirio,al leerte puedo sentir tantas cosas expresas tanta pasión y tristeza aqui que se siente como propio este poema tuyo eso es lo mejor de un poema que cuando está bien hecho hace que los corazones se conecten y se llene de sensaciones,te felicito es una belleza lo que he leido hoy aqui!
te mando un abrazo enorme!

Rachel dijo...

gracias amigo Adolfo, siempre tan poeta y es que la poesía mueve...
un abrazo

Rachel dijo...

querida isol, agradezco tu comentario, así es como escribo, sensaciones que siento, sentimientos escondidos que salen, es mi forma, es un placer saber que me lees. Un beso