viernes, 30 de julio de 2010

LAS VUELTAS DE LA VIDA


La vida es caprichosa, te lleva por donde quiere, cuando menos te lo esperas sucede algo que cambia todo el ritmo de tu día a día, sin más, así es. Da vueltas y más vueltas, no sabemos dónde va a parar ni hacia dónde mira, nos limitamos a vivir, ya es bastante decimos, y aunque es MARAVILLOSO poder disfrutarlo, nos sorprende con hechos inesperados que tenemos que asumir.

Hoy escribo a toda esa gente que como a mi, la vida nos da vueltas y nos cambia de rumbo sin esperarlo, a todos los que viven intensamente sin echar nada en cara, a aquellos que aceptan esta rueda gigante llamada vida.

Gracias a ella, descubro sensaciones nuevas que no pensaba, amistades desconocidas, vivencias en definitiva, únicas.