viernes, 27 de enero de 2012

ENLACE

Hoy es un día muy especial para dos personas a las que quiero mucho, he encontrado un relato que no sé de quien es pero me ha encantado, para mi expresa exactamente lo que es el amor. 

Desde aquí se lo quería dedicar, aunque no sea mío (el que os he escrito ya lo tenéis ;)).




Anoche tuve un sueño.
Soñé que caminaba por la playa
en compañía tuya.
En la pantalla de la noche
se proyectaban los días de mi vida.
Miré hacia atrás y vi huellas sobre la arena:
una huella mía y otra tuya.
Cuando se acabaron mis días
me paré y miré hacia atrás.
Vi que en algunos sitios había sólo una huella.
Esos sitios coincidían
con los días de mayor angustia, de mayor miedo,
de mayor dolor de mi vida.
Entonces te pregunté:
“Tú dijiste que ibas a estar conmigo
todos los días de mi vida?
¿Por qué me dejaste sola,
justo en los peores momentos?
Tú me respondiste:
“Los días que has visto una sola huella sobre la arena,
han sido los días
en los que te he llevado en mis brazos”.

 Sólo me queda desearos toda la felicidad del mundo, que este amor que os tenéis habite en vuestra vida, que sea vuestro compañero de viaje y perdure por siempre. Que siga brillando vuestra luna y os guíe con todo su esplendor.

Con mi más sincero cariño.

Rachel

2 comentarios:

Diana Puig dijo...

precioso, nos ha encantado la historia es preciosa, muy hermosa.

Espero que ayer lo pasaseis muy bien aunque con el chico pachucho no pudo ser igual, realmente nosotros estuvimos contentos y disfrutamos mucho, nos relajamos un montón gracias a todos vosotros y aunque llovió no me importó como ya sabes me encanta que llueva y como dice el refrán "novia mojada...". Un abrazo para ti, Carlos y para mi chico malete.

Josep dijo...

Yo no se hacerlo tan bien como tu, pero si que de corazón les deseo toda la felicidad del mundo.
Un abrazo para y claro para la pareja también.